Cinco factores para cuidar la seguridad de tu tienda online

Un minorista online debe cerciorarse de que su tienda es segura, por el bien de los clientes y del negocio.

Cinco factores para cuidar la seguridad de tu tienda onlineSi tiene un negocio online, seguramente es consciente de que su tienda puede ser un objetivo potencial para hackers o estafadores, que rondan por la red en busca de datos personales de los clientes. A pesar de que es imposible ser totalmente invulnerable a estos ataques, por lo menos debe hacer un esfuerzo para no dejar las puertas abiertas de par en par, poniéndoselo lo más difícil posible a estos internautas malintencionados.

Precisamente para ponérselo más difícil, debe poder saber cuáles son las cinco principales vulnerabilidades de su tienda, mejorando la seguridad y con ello la confianza de sus clientes y las ventas.

1. Estándar PCI y uso de certificación SSL

Cumplir con el estándar PCI o PCI DSS (Payment Card Industry Data Security Standard) permitirá a su negocio asegurar los datos personales y sensibles de sus clientes, a fin de prevenir fraudes en lo relativo a las tarjetas de pago, tanto de débito como de crédito. Si respeta el Estándar puede obtener una validación a través de auditores autorizados QSAs (Qualified Security Assessor), validación que ha de ser revisada periódicamente.

Así mismo, a pesar de estar protegiendo los datos de la propia transacción, los datos de autenticación son vulnerables, por ello es conveniente utilizar certificados SSL (Secure Sockets Layer), a fin de proteger las comunicaciones entre sus clientes y el servidor.

2. No obsesionarse con los datos de cliente

A pesar de que para sus campañas de email marketing, usted pretenderá hacerse con la mayor cantidad de datos posibles del cliente en el proceso de registro, se estará arriesgando a que estos datos puedan ser robados por terceros malintencionados. Por tanto, cuanta más información retengamos de nuestros clientes, mayor información puede ser robada y utilizada para fines delictivos. Por ello, entre las mejores recomendaciones, están la de realizar una purga periódica de los registros de clientes, conservando un mínimo de datos para poder realizar reembolsos, devoluciones o rechazos de débito.

Otra recomendación es que a la hora de pedir información a sus clientes se limite a reducir los campos de registro a los mínimos necesarios para la transacción. Recopilando los datos para la personalización de contenidos y campañas de email marketing por otros medios.

3. Seguridad multicapa

Cuantas más cerraduras tenga su puerta, más complicado será para un ladrón entrar en su casa y robarle. En la seguridad de su tienda online sucede lo mismo. El problema es que tiene muchas puertas por las que un usuario malintencionado puede entrar. Tener múltiples capas de seguridad resulta ser un elemento disuasorio imprescindible. Desde la incorporación de varios cortafuegos o firewalls, a seguridad en los formularios de contacto, uso de contraseñas muy seguras (más de 13 caracteres con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos). Todo aquello a lo que pueda poner protección, póngaselo.

Realmente no quiere decir que así sea imposible entrar en su red y obtener sus datos, pero si hay objetivos más fáciles, desviarán la atención sobre su negocio, actuando de forma disuasoria a la vez ante hackers novatos como ante los perezosos que buscan beneficio rápido y sin esfuerzo.

4. Protéjase ante ataques DDoS

Los ataques DDoS (Distributed Denial of Service) son tristemente muy comunes y cada vez más sofisticados. Los ataques distribuidos de denegación de servicio, son ataques realizados conjuntamente desde muchos equipos hacia un único servidor, con el fin de saturarlo, colapsarlo y bloquearlo.

Para protegerse ante estos ataques, además de un buen firewall, puede emplear servicios basados en la nube, enviando su tráfico a través  de un servicio de protección DDoS, como si un filtro se tratase, y evitando así que su servidor se sature debido a tráfico indeseado. 

5. Actualizaciones de seguridad

Los parches de seguridad, al igual que las actualizaciones de antivirus, conviene tenerlos actualizados al día. Estos parches son desarrollados por los programadores de cada aplicación, plataforma o sistema operativo a fin de cerrar vulnerabilidades detectadas y hacer más seguro su software o hardware.

Por ello debe revisar periódicamente las actualizaciones de seguridad de su plataforma de comercio electrónico (Magento, Prestashop…), su blog (WordPress, Joomla…), el sistema operativo de su servidor, así como las actualizaciones de Firmware de su firewall o router. Todo aquello que pueda ser actualizado, debe estar al día, ya que aunque cada día se encuentran nuevas vulnerabilidades, también se corrigen otras tantas.

Aunque es cierto que esto no lo protegerá totalmente contra ataques y estafas, lo hará menos vulnerable. Si su negocio respeta estos cinco puntos, va por el buen camino, de lo contrario, quizás su negocio no sea tan seguro como usted pensaba. 

¡Comparta este tweet!

  • Realice una limpieza periódica de los registros de clientes, conservando un mínimo de datos. ¡Twittear!
  • A la hora de pedir información a sus clientes reduzca los campos de registro a los mínimos necesarios para la transacción. ¡Twittear!
  • Los parches de seguridad, al igual que las actualizaciones de antivirus, conviene tenerlos actualizados al día. ¡Twittear!

Desde YooSell les queremos ayudar a impulsar sus ventas en su negocio online. Háblenos de su proyecto y le ayudaremos a regular su actividad conforme a la nueva Ley de Cookies. Para mayor información, contáctenos.

Imagen en FreeDigitalPhotos.net

Más información: sitepoint.com