Díganos qué y a quién vende, y le diremos el tipo de ecommerce es

Clasificar a las empresas de comercio electrónico no es tarea fácil. Para captar mejor los objetivos que pretende cada negocio hace falta una comprensión más profunda de ciertos conceptos del sector. El propósito de este artículo es ayudar a aquellas tiendas online a definir mejor su estrategia a partir de los productos que ofrece y a quién los está ofreciendo.

tipos-ecommerce-yoosellPara empezar, es necesario clasificar los negocios de comercio electrónico en función del tipo de bienes que se venden.

Por un lado, están las empresas de bienes físicos, que venden desde libros, muebles, electrodomésticos o similares. Por otro, las que ofrecen productos digitales, como pueden ser software, libros electrónicos, música, videos, entre otros. Y, por último, se encuentran los negocios de servicios, que ofrecen entradas de espectáculos o seguros, por ejemplo.

Hacer esta clasificación es importante ya que permite tener una mejor visión del modelo de negocio y del modelo financiero de la empresa. Por ejemplo, la logística de la entrega de los bienes físicos puede ser un gran desafío para algunas empresas. Los vendedores de productos digitales no se enfrentan a este problema.

Tampoco es igual para aquellos negocios que ofrecen servicios. Cuando se trata de la venta de entradas para espectáculos, por ejemplo, hay que tener en cuenta muchos parámetros en tiempo real: la disponibilidad, la ubicación de los asientos, preferencias, etc. Esto marcará de forma decisiva su estrategia de ventas.

¿A quién está vendiendo?

Los dos participantes más comunes en cualquier negocio online son las empresas y los consumidores. En base a esto, podemos llegar a definir cuatro tipos diferentes de tiendas online.

  1. Servicios para empresas de comercio electrónico (BCB): en este tipo de negocios, todos los participantes son empresas. Como resultado, el volumen y el valor del comercio electrónico B2B puede ser enorme. Un ejemplo: un fabricante de aparatos de aprovisionamiento de componentes vende a través de Internet.
  2. Comercio electrónico al consumidor  (B2C): cuando se escucha el término comercio electrónico, la mayoría de la gente piensa erróneamente en el B2C como único modelo. La mayoría de los nuevos emprendedores de tiendas online tienen como caso de éxito en este sector a Amazon.com, que mueve una cifra de facturación de millones y millones de dólares. Aunque resulta muy motivador para quien empieza, marcarse como meta un negocio como el del gigante del ecommerce, hay que ser realistas. La complejidad y el costo de la logística puede ser una barrera para el crecimiento.
  3. Del consumidor a la empresa online (C2B): puede parecer una relación desequilibrada, pero no lo es en realidad. Es un tipo de negocio en el que los clientes buscan a las empresas y no al revés, como normalmente pensamos. Un ejemplo de esto podría ser webs en las que una persona indica una serie de requisitos (para realizar un trabajo, contratar algún servicio, etc.) y empresas envían sus ofertas para ganar el proyecto.
  4. De consumidor a consumidor (C2C): uno de los paradigmas de este modelo de negocio es eBay. Es la plataforma más popular que permite a los consumidores vender a otros consumidores. La evolución de esta empresa ha crecido y se ha especializado de tal manera, que incluso podríamos estar ante una quinta tipología: el C2B2C (de consumidor a empresa y de empresa a consumidor).

Tener claro el tipo de ecommerce en el que va a emprender es de gran importancia y valor para su empresa. Entre sus muchos beneficios, le proporcionará un mejor criterio para establecer sus estrategias de marketing y ventas, así como le ayudará a comparar mejor con su competencia. 

Desde YooSell les queremos ayudar a impulsar sus ventas en su negocio online. Háblenos de su proyecto y le ayudaremos a aumentar sus ventas con servicios de Personalización, Recomendaciones de productos o Atención al cliente. Para mayor información, contáctenos.
Imagen cortesía de Danilo Rizzuti en FreeDigitalPhotos.net