Las mejores prácticas para el envío y transporte de su sitio de comercio electrónico

Para quienes gestionan un ecommerce, organizar y planificar los envíos y transportes de los pedidos puede suponer un quebradero de cabeza dependiendo del sector en el que trabaje la tienda online. Los clientes pueden tener expectativas, en cuanto a la entrega o el precio, que pueden derivar en quejas o en el abandono de carritos de la compra.

Las mejores prácticas para el envío y transporte de su sitio de comercio electrónicoNi el abandono de carrito ni la llegada de la reclamación de un cliente son una buena noticia para un ecommerce. Para evitar ambas situaciones, es preciso tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Mantener al  cliente informado es esencial

O, al menos, facilitarle el acceso a la información necesaria, para que no se cree expectativas que luego no se vayan a cumplir. Si el cliente sabe qué esperar, en cuanto a tiempos de entrega o precios, menos probabilidad habrá que se moleste. Pues si prosigue con el proceso es que está totalmente de acuerdo con lo que se ha informado.

Entre la información que puede ser de interés para el cliente ha de incluirse una política de envíos y otra de devoluciones. Otro punto importante a tener en cuenta es que ha de presentar claramente la información de los distintos métodos de envío, con sus plazos de entrega estimada y, por supuesto, el precio de la opción de envío.

Así como se ha de mantener al cliente informado, también le debe ser sencillo escoger el medio de envío. Una lista desplegable es una buena opción, aunque es más recomendable, ya que requiere incluso menos clics y resulta más sencillo comparar, el uso de una tabla con las distintas opciones con un botón de opción para que el usuario pueda escoger fácilmente.

A la hora de calcular los tiempos de entrega, ha de tener en cuenta el tiempo de recepción del pedido, embalaje o incluso si el cliente realiza el pedido en una fecha concreta como Fin de Año o un domingo o festivo. De este modo, se conseguirá una fecha de entrega más precisa y estará dentro de las expectativas del cliente.

Conviene, además, evitar el correo convencional, como opción de envío, ya que el seguimiento es casi inexistente e impreciso y los tiempos de entrega son una lotería. Por lo que hay que procurar incitar y recomendar al cliente escoger una opción de mensajería.

2. Envío gratis, ¿sí o no?

Una vez se ha establecido una política de envío de pago, puede pasarse fácilmente a una política de envío gratuito, pero es mucho más complicado, e incluso puede ser poco recomendable para el negocio, llevar el proceso a la inversa.

Para atraer clientes con una política de envío gratuito, se puede tratar una opción intermedia, el envío gratuito basado en umbrales de precio o incluso por número de artículos.

3. Reducir al máximo el tiempo de entrega

El cliente cuando ve el producto en una tienda física, lo compra y si quiere “se lo lleva puesto”. Aunque esto es imposible de conseguir en un ecommerce, hay que procurar que el cliente tenga su pedido en el menor tiempo posible.

Es cierto que una vez que el paquete ha salido del almacén hacia el destinatario, ya depende de la compañía de transportes elegida, pero aún se puede reducir el tiempo de entrega. ¿Cómo? Reduciendo el tiempo que transcurre desde la recepción del pedido hasta que este sale del almacén. Si es posible, no espere dos días para procesar el pedido, llenar la caja, etiquetarlo y enviarlo. Si lo envía en el día, son dos días menos que tendrá que esperar el cliente por el pedido.

4. Ofrecer un buen servicio de postventa

Con las buenas prácticas se persigue vender más y reducir las reclamaciones, pero “no llueve a gusto de todos”,  lo cual implica que siempre habrá quejas o reclamaciones. Ofrecer al cliente una manera sencilla de comunicarse con la tienda para exponer su queja, y solventar la situación lo antes posible, evitará que el cliente acuda a otros medios fuera del control del gestor de la tienda, como pueden ser las redes sociales o los blogs.

Las políticas de devolución han de ser claras desde antes de realizar la compra, así como ha de ser bien visible el botón de solicitud de devolución en la web. Pero además se debe procurar, que el proceso y los trámites necesarios para la devolución y el reembolso del pedido sean lo más sencillos y claros posible, evitando nuevas confusiones o reclamaciones.

El poder devolver un pedido si al final el producto no cumple las expectativas, aumentará la confianza en la tienda, y se verá reflejado en la fidelización de los clientes y se dejarán llevar más por sus compras impulsivas, porque si no les gusta al final podrían devolverlo.

¡Comparta este tweet!

  1. Mantenga bien informado al cliente de su ecommerce sobre sus políticas de compra y envíos: Twittear
  2. Una buena opción: envío gratuito basado en umbrales de precio o por número de artículos: Twittear
  3. En un ecommerce, hay que procurar que el cliente tenga su pedido en el menor tiempo posible: Twittear
  4. Ofrezca al cliente una forma sencilla de comunicarse, exponer su queja y solventarla pronto: Twittear
  5. Devolver un pedido si éste no cumple las expectativas, aumentará la confianza del ecommerce: Twittear 

Desde YooSell les queremos ayudar a impulsar sus ventas en su negocio online. Háblenos de su proyecto y le ayudaremos a aumentar sus ventas con servicios de Personalización, Recomendaciones de productos o Atención al cliente. Para mayor información, contáctenos.

Imagen cortesía de stockimages en FreeDigitalPhotos.net

Más información sobre este contenido en la web de ecommerce-blog.org