Siete directrices imprescindibles para mejorar la navegación de su ecommerce

Una buena navegación a través de la tienda es uno de los pilares más importantes de una buena experiencia de compra.

A la hora de mejorar la experiencia de compra de los clientes de su tienda online, la navegación a través de las diversas secciones de su web, son quizás el primer punto a tener en cuenta. Esto es debido a que si el visitante no puede encontrar lo que busca, y recorrer todos los pasos del proceso de pago con facilidad, sin duda ese visitante no se convertirá en cliente.

De hecho, el no encontrar el producto es una de las tres principales causas de que el cliente abandone la tienda sin comprar, junto con precio y el coste de gastos de envío. Por tanto para mejorar la navegación y usabilidad de su tienda online, puede tener en cuenta, como referencia, las siguientes directrices.

1. Categorías y subcategorías

Generalmente se establecen las categorías de productos y se ubican en el menú de navegación, independientemente de si este es horizontal o vertical, dentro de cada categoría principal, se incluyen las subcategorías en un menú desplegable. De este modo se permite que los usuarios refinen la búsqueda, primero a través de la categoría principal y después a través de las diversas subcategorías.

El problema es que el cliente, por desconocimiento, no sepa exactamente en qué subcategoría se encuentra el producto, y prefiera seleccionar la categoría principal en lugar de la subcategoría. Por ello es recomendable permitir al cliente la opción de escoger que se le muestren todos los productos pertenecientes a la categoría principal. De esta forma, aunque el visitante no sepa en qué subcategoría se encuentra lo que busca, puede encontrarlo en una lista más general de productos.

2. Divida y vencerá

Es muy común encontrarse que una misma subcategoría puede llegar a estar presente en varias categorías principales, pero por alguna razón termina estando en una única categoría. Esto puede hacer que el cliente tarde demasiado en encontrar el producto, y abandone el intento.

Si un cliente puede llegar a buscar una subcategoría en diversas categorías principales, estas subcategorías deberán estar presentes en esa categoría principal. Así todos los clientes encontrarán lo que buscan, escojan el camino que escojan para hacerlo. Por otra parte estará generando enlaces internos, que no dejarán de beneficiarle en lo referente al SEO.

3. Novedades

Cuando un cliente regresa a la tienda y no ha pasado demasiado tiempo, es posible que quiera conocer las novedades de su web, pero sin duda no querrá revisar todas y cada una de las subcategorías en busca de estas novedades.

Para facilitarle el proceso al cliente, puede utilizar un filtro o una categoría llamada “Novedades” a las que asociar los nuevos productos que hay en la web desde la última visita del cliente.

4. Alternativas y complementos

Los productos sugeridos en la página de producto pueden ser de dos tipos, aquellos productos equivalentes al actual, y que pueden ser considerados como alternativas de compra, o productos complementarios al de la página actual de producto, como pueden ser accesorios o complementos.

Normalmente se ponen unos u otros, pero sin duda se pueden ofrecer ambas opciones sin recargar la página. Esto también se puede aplicar a productos sugeridos en la página de inicio personalizada para cada cliente, en el que se le ofrezcan tanto alternativas a sus productos ‘favoritos’ o de su ‘lista de deseos’ como productos complementarios para aquellos que ya se han llevado de la tienda en compras anteriores.

5. Historial

Muchos clientes entran en la tienda ‘sólo a ver’ sin ninguna intención de compra, o sólo por curiosidad, esto sucede tanto en las tiendas físicas como online. Pero no por ello no van a querer volver más adelante para realizar la compra de aquel producto que le llamó la atención unos días atrás.

Por eso conviene facilitarle los artículos vistos recientemente, a modo de historial de navegación, para que pueda encontrar lo más rápido posible aquel artículo que le llamó la atención, y que muy probablemente sea el motivo por el que ha regresado a la tienda.

6. Compatibilidades entre productos

Un cliente puede estar buscando un complemento para un producto, pero en una gran mayoría de los casos, no está lo suficientemente seguro de si realmente es compatible y por tanto abandona la compra, o termina con la compra de un producto aparentemente compatible y que finalmente no lo es, pasando a convertirse en un cliente descontento y en una devolución.

Esto es especialmente habitual en el sector tecnológico. Donde cada marca, e incluso cada modelo, tiene unos requisitos de compatibilidad concretos. Para solucionarlo, lo mejor es crear páginas específicas de producto basadas en la compatibilidad. Para determinado producto, se podrían mostrar los productos sugeridos y los complementos, pero en este caso, los complementos han de ser aquellos compatibles con la marca y modelo del producto.

De esta forma, el cliente que sólo busca el accesorio por que ya tiene el producto, accedería a su página de producto, a sabiendas que encontrará ahí la información y el accesorio especifico que va a ser compatible al cien por cien.

7. Imágenes

Imagínese que un visitante, llega a su blog que trata un tema de interés, y en una de las imágenes del artículo, se muestra uno de sus productos. Generalmente si el usuario hace clic en la imagen, esta se amplía o no sucede nada. Sin duda es un error, puesto que si el usuario hace clic en la imagen ya está mostrando un mínimo de interés por el producto.

Estará perdiendo una venta potencial, por lo que donde tenga una imagen de su producto, este ha de estar siempre enlazado o vinculado con la propia página de producto. Tanto si la imagen esta en redes sociales, blogs, o cualquiera que sea el medio, siempre ha de llevar al producto que representa.

Si el cliente ve el producto que le gusta, no querrá tener que ir a su tienda y revisar todas las categorías y subcategorías hasta encontrarlo. Por lo que permitiéndole que llegue en un solo clic al producto que está viendo en la imagen, evitará que se enfríe su interés por el producto, aumentando las probabilidades de lograr una venta.

En definitiva, si el cliente no encuentra fácil y rápido lo que busca o necesita, no lo comprará. La frustración por parte de un cliente que sabe que el producto si está a la venta, pero que no lo puede encontrar en su tienda, puede ser tal que llegue a afectar tanto a las ventas presentes como futuras. Aliciente más que suficiente como para mejorar su navegación y la experiencia del usuario.

¡Comparta este tweet!

  • Cuando un cliente regresa a la tienda y no ha pasado demasiado tiempo, es posible que quiera conocer las novedades de su web. ¡Twittear!
  • Donde tenga una imagen de su producto, este ha de estar siempre enlazado o vinculado con la propia página de producto. ¡Twittear!
  • Si el cliente ve el producto que le gusta, déjele un “acceso directo” para que lo localice sin problema. ¡Twittear! 

Desde YooSell les queremos ayudar a impulsar sus ventas en su negocio online. Háblenos de su proyecto y le ayudaremos a aumentar sus ventas con nuestros servicios y partners especiales. Consúltenos, le informaremos y haremos una demostración en tiempo real sin compromiso.  Para mayor información, contáctenos.

Más información: smashingmagazine

Imagen en FreeDigitalPhotos.net