Si no sabe por qué va bien su empresa está perdido

En ciertas ocasiones se cae en el error de pensar que si una cosa va bien, mejor no tocarla. Para situaciones de la vida podría ser una máxima a cumplir, pero en el ámbito empresarial no debemos quedarnos aquí, pues deberíamos ser capaces de decidir si no tocar algo o tocarlo en base a algo más que el clásico “ya va bien”.

cosas-van-bien-negocio

Hoy en día tenemos a nuestra disposición multitud de herramientas de Business Intelligence como TM1 que nos permiten tomar decisiones en real time en base a situaciones y desviaciones sucedidas en cualquier rincón de la empresa. Bien, en estos casos la pregunta es:

¿Por qué esperar a que algo vaya mal para hacerle caso?

En análisis de negocio para cualquier empresa es un proceso profundo, lleno de matices, variables y concordancias. Ahora bien, no solo debemos poner la vista en los números rojos que tanto nos llaman la atención, un excesivo número verde podría también requerir de nuestro tiempo para desentrañar la verdad que hay detrás.

Si no somos capaces de entender por qué un proceso, una empresa, un producto, una web, un tweet, un artículo de blog o cualquier acción online u offline ha funcionado bien, no tendremos idea de qué hacer para repetirla. Y de igual modo, cuando este comportamiento deje de ser positivo, tendremos todavía menos idea de por qué ha cambiado la tendencia y, por lo tanto, de cómo ponerle remedio rápidamente. De eso trata en muchas ocasiones la Business Intelligence, sea a través de TM1 o de cualquier otra plataforma.

Las cosas que van mal son una pérdida constante de dinero seguramente, que no se reorientará hasta que las medidas correctoras surjan efecto y entendamos el motivo real de esa ineficiencia. Ahora bien, cuando un proceso que era rentable deja de serlo, la pérdida económica asociada es doble, pues por un lado está la propia pérdida, y por otro el dinero que se ha dejado de ganar por ese cambio de tendencia. Es un doble negativo que va a hacer saltar todas las alarmas y que nos va a llevar a dar explicaciones a ciertos dirigentes sobre los motivos de ese cambio. ¿Estamos preparados para explicar en detalle qué ha ocurrido, dónde está el origen, por qué ha sucedido, qué acciones tomar para cambiar su rumbo y demás procesos que supongan una recuperación de la situación habitual?

Si quiere empezar a aplicar la Business Intelligence en su empresa, aunque sea a pequeña escala, les adjunto una guía gratuita sobre el funcionamiento de TM1 y su aplicación como herramienta de negocio.

Roger Llorens, licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad Autònoma de Barcelona, completando sus estudios en la Linnaeus University de Suecia. Especializado en Marketing Online desde 2008, ha trabajado como diseñador de proyectos de posicionamiento web (SEO y Marketing de Contenidos), campañas en redes sociales para empresas y pymes (SMO – SMM) y estrategia online corporativa y comunicativa para varias empresas y startups. Puede seguirlo en su cuenta de Twitter.

¡Comparta este tweet!

  • Si no somos capaces de entender por qué un proceso ha funcionado bien, no tendremos idea de qué hacer para repetirlo. ¡Twittear!
  • Tenemos a nuestra disposición multitud de herramientas de Business Intelligence como TM1 que nos permiten tomar decisiones en real time . ¡Twittear!
  • Las cosas que van mal son una pérdida constante de dinero, que no se reorientará hasta que las medidas correctoras surjan efecto. ¡Twittear!

Imagen: www.microsoft.com